Artículos / Acné (Parte 1)

Acné (Parte 1)

Un padecimiento generalizado en la adolescencia que se presenta con diferentes grados de intensidad. Una forma leve o comedoniana, con pocas pápulas y pústulas.
Una forma moderada con abundantes pápulas y pústulas. Una forma grave en la que se suma a las lesiones anteriores la presencia de nódulos, quistes y cicatrices.
Otras clasificaciones presentan un score que va del grado 1 al grado 4 (de leve a grave).
Los comedones son puntos blancos (cerrados) y puntos negros (abiertos).
Las pústulas son las lesiones con pus. Los nódulos y quistes son lesiones que se palpan como tumoraciones, a veces rojizas y dolorosas, a las que no se debiera llegar.
Estas lesiones pueden terminar en cicatrices sea por autotraumatismo o por evolución espontánea.
Las lesiones antes mencionadas pueden extenderse a la cara, la región pectoral, el dorso y a veces a los glúteos.

¿Por qué en la adolescencia?

Las hormonas aumentan su producción en la pubertad y estas golpean a las glándulas sebáceas desarrollándose las lesiones de acné.
Pero el acné puede aparecer en el recién nacido y es importante diferenciarlo de otras patologías, por lo que es indispensable la consulta con un dermatólogo infantil.
Hoy por hoy, es una enfermedad con alta presencia en los adultos, sea que haya aparecido en la adolescencia y no se haya tratado, o porque apareció tardíamente. En estos casos es fundamental realizar los estudios de laboratorio pertinentes que nos permitan evaluar la presencia de una disendocrinia o patología ginecológica y por supuesto realizar el tratamiento correspondiente.
Hay factores exógenos como los cosméticos que pueden desencadenar reacciones acneicas.

¿Son los alimentos un factor responsable en el Acné?

Años de controversia y aún hoy algunos lo sostienen como cierto; la verdad es que jamás fue probado y en la práctica todos los pacientes que han sido tratados con dietas pueden haber adelgazado, pero nunca solucionado su problema de acné.

Hoy contamos con tratamientos adecuados a las diferentes personas, de diferentes edades y adaptados para cada tipo de piel. Un tratamiento precoz significa evitar cicatrices, solucionar el problema en forma rápida y eficaz, y personas que no esconden su cara. Hoy existe solución para todo acné y en cualquier edad. Las marcas pueden tratarse, pero sin duda es mejor evitarlas y eso depende de una consulta a tiempo.


Dr. Alberto Lavieri. Médico Dermatólogo y Dermatólogo Infantil. Docente UBA.
Doctor en Medicina, Università degli Studi di Milano, Italia.