Artículos / Acné (Parte 2)

Acné (parte 2)

Los tiempos han cambiado y esto trae aparejado cambios culturales y científicos.
El acné es una enfermedad que ha acompañado a la mayoría de los adolescentes, sin distinción de género (masculino y femenino), desde todos los tiempos.
Si bien el acné no cambió en cuanto a sus características clínicas generales, el avance de la ciencia, ha permitido entender mejor cuáles son los mecanismos de producción de esta enfermedad. También son fundamentales los cambios culturales, que han llevado a considerar al acné, una enfermedad, y como tal obliga a realizar una consulta con el especialista de piel, para llevar a cabo un diagnóstico precoz y un tratamiento adecuado. Años atrás, la creencia popular era esperar que curara espontáneamente.
Se deduce de lo anterior, que el acné es una enfermedad que se presenta en la mayoría de los adolescentes. El predominio de aparición en esta edad se debe a los cambios hormonales que se presentan durante este lapso.

El acné es una enfermedad que se localiza predominantemente en cara, dorso y región pectoral, dado que es en esta zona donde se encuentran en mayor número las afectadas glándulas sebáceas. Las lesiones pueden ir desde los comedones (puntos blancos y negros), pápulas, pústulas (granitos purulentos), hasta nódulos dolorosos y quistes. En base al predominio de unas u otras lesiones se clasifica al acné desde el grado 1 al 4. Lamentablemente, en muchos casos el acné afecta a las personas en su vida de relación con el resto de la sociedad, llevando al aislamiento y generando situaciones que llevan a comportamientos alterados, hechos que se observan más frecuentemente en los jóvenes, considerando que la población más afectada es la adolescente. El acné, sin embargo, va más allá, en algunos casos termina la adolescencia y los granitos continúan. En otros casos, el acné comienza tardíamente, durante la edad adulta, y es fundamental estudiar estos pacientes para descartar patología hormonal concomitante. Pero no conforme con los problemas que trae por su mera presencia, puede dejar malos recuerdos y así aparecen las secuelas cicatrizales, situación a la que hoy una persona no debiera llegar.

Actualmente, el acné es una enfermedad que de realizar una consulta temprana, puede ser tratado y curado con tratamientos efectivos, cortos y seguros. No hay razón para tener malos recuerdos por secuelas de acné. Por suerte en este caso no diremos "que todo tiempo pasado fue mejor"

Corolario: hoy el acné debe tratarse tempranamente, logrando la curación del mismo con tratamientos efectivos, cortos y seguros.

Mitos: El acné es normal y pasa solo. El acné se trata con dietas.

Axioma: el acné es una enfermedad de la piel que debe ser tratada por un especialista en dermatología.


Dr. Alberto Lavieri. Médico Dermatólogo.Docente U.B.A. Doctor en Medicina, Università degli Studi di Milano, Italia.