Artículos / ¿Qué es la Psoriasis?

Enfermedad sistémica de evolución crónica e impredecible.
Sistémica porque afecta varios órganos:

  • Visibles: piel, uñas, articulaciones.
  • Visibles a través de conducta: psiquis, mundo emocional con deterioro de la calidad de vida, depresión, aislamiento. Consecuencias en relaciones laborales e interpersonales.
  • Asociaciones o comorbilidades: síndrome metabólico, aumento de resistencia a la insulina, mayor riesgo de infarto de miocardio.

¿Cómo son las lesiones?

En la piel son placas rojas con escamas, a veces pequeñas (en gotas) y otras grandes (en placas). Cuando compromete toda la superficie se llama eritrodermia. Puede comprometer zonas de extensión (vulgar: codos, rodillas, lumbo-sacra) o pliegues (invertida: ingle y axilas). Afecta cuero cabelludo. Uñas con engrosamiento, destrucción distal y uñas en dedal. Hay formas que afectan palmas y plantas (psoriasis palmo plantar). Hay una variedad pustulosa palmo plantar y otra generalizada.
Las articulaciones cuando son afectadas pueden llevar a deformaciones (manos, pies, columna)
El prurito es un síntoma que puede estar presente.

¿Cuál es la edad de aparición?

Puede manifestarse a cualquier edad, si bien en los niños es menos frecuente. La padecen hombres y mujeres de todas las razas.

¿Cuál es la causa?

La causa tiene base genética, participan factores ambientales y factores predisponentes que anticipan su aparición. Sabemos que se producen alteraciones del sistema inmunitario que es a donde hoy apuntan todos los tratamientos.

¿Es el stress una causa?

El stress es un factor detonante sobre un terreno predispuesto. También lo son trastornos endocrinológicos, algunas drogas medicinales y lesiones por agresión de la piel (traumas o quemaduras solares).

¿Tiene solución?

Como enfermedad crónica que es, hablar de solución definitiva sería poco serio, pero hoy, dado el arsenal terapéutico con que contamos, podemos afirmar que un paciente con psoriasis puede estar sin lesiones (limpio) la mayor parte del tiempo, se puede controlar durante los brotes acortándolos o evitándolos. La calidad de vida de un paciente con psoriasis puede ser muy buena.
Los tratamientos varían de acuerdo a las lesiones, la extensión de las mismas y el compromiso de otros órganos. Es importante escuchar al paciente para saber como vive su enfermedad. La gravedad del cuadro puede que no sea lo que vemos en la piel y el paciente puede ayudarnos a descubrir eso que no vemos. Así seguramente obtendremos el éxito terapéutico.

Hoy, la psoriasis puede ser tratada desde todos sus frentes, estamos en un nuevo escenario donde resignarse puede justificarse solo desde la ignorancia. Nuestra responsabilidad como médicos especialistas es difundir información y acercarnos al paciente. Hay responsabilidades del estado y de las prestadoras de salud para que el paciente obtenga lo que necesita. También hay responsabilidad del que padece esta enfermedad, en no resignarse y buscar siempre información.

"LA CALIDAD DE VIDA ES UNA RESPONSABILIDAD COMUN"