Psico Estética

Si por un momento pudimos pensar que actuar en un órgano o sistema físico enfermo, no requiere una sincronización o calibración del sistema psiquis, olvidamos el principio del todo que concierne a la vida humana y que está explicado conceptualmente en la definición del estado de salud.

Ejemplos sobran, podemos recurrir a diferentes especialidades médicas, a diversas patologías y corroborar en todos los casos el impacto corpóreo y psíquico indivisible.

Podemos afirmar, que la psiquis se verá influenciada en todo caso de alteración física y que toda alteración psíquica interferirá con las vías fisiológicas del mantenimiento de la armonía física, pudiendo manifestarse clínicamente o no, momentáneamente, pero, que de no repararse en un lapso determinado, se expresará en una patología diagnosticable clínicamente.

Podemos interpretar alteraciones físicas como la vidriera, en la cual si miramos detenidamente encontraremos el detonante psíquico pertinente, o en otros casos, podrán ser el disparador de alteraciones psíquicas posteriores. Concepto circular básico.

Hoy este concepto no sería discutible en pacientes que padecen enfermedades crónicas, como psoriasis, artritis, asma; o patología aguda que determina deterioros importantes de la calidad de vida, como ACV, Infarto agudo de miocardio; o en el caso de patología terminal.

Donde colocamos el tema de las alteraciones estéticas, la búsqueda para evitar el deterioro fisiológico del aspecto de nuestro cuerpo y la falta de aceptación del paso del tiempo o de aspectos físicos que nos son propios por derecho de pertenencia desde el nacimiento o posteriormente.

La estética, es hoy en la medicina, la especialidad, si así podemos llamarla, con mas demanda de servicios por parte de la gente paciente y por parte de los profesionales aspirantes a entrar en cursos de formación.
Sin duda que esto es directamente proporcional al lucro.

Pero, que hay de las frustraciones. Consecuencia obligada de todo mercado creciente, que alcanza su acmé, y como una verdad de Perogrullo, cumple con el principio físico, de que “todo lo que sube, cae”.
Estas frustraciones, sirven para conocer el ámbito en que se suceden las cosas y podamos entender, “¿Por qué presentamos el concepto de Psico Estética?

Así como, es imposible no generar consecuencias con todo aquello que realizamos, decimos o pensamos, podemos decir con certeza, que en el campo del vínculo establecido por la relación médico – paciente, todo aquello que acontezca de un lado o del otro tendrá consecuencias globales.

Médicos en busca del arca perdida para mejorar su estatus socio económico y pacientes que compran boletos en forma indiscriminada llevados por la moda, son carne de cañón para el diván de algún psicólogo. Esto es evitable.

Así como, hay estándares de calidad de vida en economía, socio economía y en salud, que permiten generar expectativas a través de caminos marcados, no los hay hoy en el ejercicio de la estética.

Sabemos que los escrúpulos son personales y los valores también. ¿Qué sucede con la formación de los médicos dedicados a la estética?
Hay estamentos de ética, que estandaricen esta actividad profesional que trabaja con situaciones de alta vulnerabilidad psíquica?
Si bien es un arte, trabaja sobre la vida humana en forma directa, pudiendo destruir la vida. Los estándares, margenes o límites permiten cuidar a los pacientes de la mala praxis profesional.

Hasta aquí temas varios: estética, ética, calidad de vida, lucro, frustración, psiquis, relación médico- paciente, estándares, formación del profesional y mala praxis.

La Psico Estética puede interactuar en todo esto, dándoles, a los profesionales de la salud en el área estética, las herramientas para manejarse con estándares de seguridad que les permitan llevar a cabo una actividad sana.

Conocer la Psico Estética permitirá a los profesionales acceder a un nuevo concepto que les permitirá hacer un acercamiento diagnóstico de un perfil psíquico del paciente y decidir sin dudas la realización de un tratamiento elegido.

Brinda seguridad a la actividad médica y contención y tratamiento al paciente que requiera terapia psicológica.
El esteticista tiene una nueva herramienta en manos de colegas profesionales idóneos, a los que puede derivar un posible problema y hacer prevención o permitir realizar un tratamiento.

Los pacientes que requieren servicios estéticos en forma compulsiva o buscando solucionar otros temas de índole personal, no son pacientes de estética, si no, de profesionales que atienden temas psíquicos.

La Psico Estética es hoy una necesidad frente a un mercado con alta demanda. Es una realidad y podemos hacer prevención antes del desborde de las frustraciones y de problemas legales.

Curar, cuidar, acompañar y contener; y ante todo no dañar es nuestro deber fundamental como profesionales de la salud.
La Psico Estética viene a ayudarnos a cumplir con este deber.